¿Cómo puedo filtrar el agua de mi casa?

consejos para filtrar el agua de una vivienda

Una de las afirmaciones más precisas que existen es «sin agua no hay vida». Y es que es básicamente el recursos fundamental para mantener la vida en el planeta, en nuestro caso, es vital para conservar el organismo hidratado, sano, permitiéndonos hacer una correcta digestión, la musculatura refrigerada y una mente saludable. En consecuencia, es obligatorio beber agua de manera constante. 

Sin embargo, no cualquier agua podemos tomar. Si bien es cierto el 70% de nuestro planeta está cubierto de agua, pero la gran mayoría es salada. Por otro lado, el agua en estado puro no está apta para el consumo humano, ya por lo general está acompañada de residuos orgánicos o minerales, así como microorganismos como bacterias, parásitos, hongos, etc. que son potencialmente nocivos para la salud. 

Por más que las empresas distribuidoras de agua por la red pública intenten potabilizar el agua usando cloro, no siempre el trabajo está completo. Hemos de recordar que esta debe circular grandes distancias a través de tuberías, muchas de estas fabricadas con metales, concreto y plástico, esto incrementa las posibilidades de arrastrar metales pesados, sedimentos, e incluso se pueden encontrar restos de pesticidas o antibióticos.

Otro detalle a considerar es que, dependiendo de la zona donde vivamos, la fuente de agua y el recorrido será totalmente distinto, por lo que tanto las propiedades físico químicas del agua, así como su color, sabor y aroma puede variar notablemente. Por ello, es totalmente recomendable no beberla directamente de la fuente, sino que realicemos algún tratamiento previo que nos permitirán disfrutar de un vital líquido totalmente inocuo, incoloro y apta para el consumo. 

Hoy en día existen una gran cantidad de métodos y sistemas que nos permitirán potabilizar este recurso tan importante en nuestro hogar. Por ello, hemos preparado este artículo para ofrecerte los mejores consejos para filtrar el agua de una vivienda

Consejos para filtrar el agua de una vivienda 

El agua es el recurso más importante para los organismos vivos. En nuestro caso particular la necesitamos para poder vivir de manera saludable, de hecho la Organización Mundial para la Salud recomienda tomar entre 2 a 3 litros de agua de manera diaria. Nuestro organismo al día durante los distintos procesos biológicos y la actividad física que realicemos necesita de este líquido para funcionar. Además, ayuda disolver las sustancias que consumismos y absorber los distintos nutrientes, minerales y elementos químicos indispensables para el funcionamiento del metabolismo humano. 

Mencionábamos que, no toda el agua está apta para el consumo humano, solo las que están debidamente filtradas o purificadas son adecuadas para ingerirla. Desafortunadamente, no todas las ciudades de nuestro país pueden ofrecer un suministro de agua lo suficientemente buena como para beberla directamente del grifo.

Sabemos que una de las mejores aguas para el consumo son las que vienen embotelladas, ya que reciben todos los tratamientos necesarios para que sean totalmente aptas. No obstante, no resulta para nada rentable estar comprando diariamente botellas. Por ello, es importante que sepamos qué opciones tenemos para filtrar el agua del grifo en nuestra vivienda. Muchos de estos sistemas los podemos encontrar en la tienda Online aquafuerte.es

A continuación, los mejores consejos para filtrar el agua de una vivienda:

1.  Filtro de carbón activado

Una de las alternativas más usados en muchos hogares del planetas es el filtro de carbón activado. Se trata de una opción de mucha eficacia, que permite eliminar bacterias y otros microrganismos presentes en el agua, también mejora el sabor y el olor de la misma.

Es de mencionar que, este tipo de filtro no elimina sustancias como el arsénico, nitratos y fluoruros, y solo algunas versiones pueden retener eficientemente el mercurio amianto y el plomo.

Entre las principales ventajas de los filtros de carbono activado es que son muy fáciles de instalar. Se conectan directamente el el grifo y filtran todo el agua que sale por allí, permitiendo que se pueda considerar apta para el consumo. 

2. Filtro de osmosis inversa 

En los últimos años este sistema de filtración ha tomado mucha popularidad debido a la excelente calidad de agua resultante. El proceso de filtrado se da cuando el agua atraviesa unas membranas de microporos especialmente diseñadas para bloquear las moléculas de mayor tamaño del agua, permitiendo eliminar una serie de componentes que el carbón activado no puede (arsénico, nitratos, fluoruros, etc.).

En algunos casos el sistema de carbón activado y la filtración por osmosis inversa se usa en conjunto para complementar el proceso de purificación del agua, ofreciendo un resultado mucha mejor calidad. 

Es necesario mencionar que, la filtración de osmosis inversa desecha una buena parte del agua durante el proceso de filtrado. Por ello, se recomienda solo implementar este filtro solo para agua que se va a consumir o usar para cocinar de manera concreta. 

3. Filtro de ozono

El tratamiento de ozono es otra de las técnicas que ha tomado popularidad en los últimos tiempos tanto para purificar el agua, como para la desinfección de ciertos alimentos, ya que a través del proceso de oxidación se pueden eliminar todo tipo de microorganismos.

De acuerdo a los expertos, el ozono es 3000 veces más eficiente que el tratamiento de potabilización con cloro y se necesita mucho menos cantidad para cumplir su propósito. No obstante, no es un sistema útil para eliminar químicos y otras sustancias que se pueden encontrar en el agua. Además, no va conectada directamente al red pública de suministro, por lo que es más lenta que las otras opciones antes mencionadas. 

Estos son algunos de los sistemas de filtración más eficientes en el mercado, están también otras opciones como el filtro cerámico, el sistema de destilación y los filtros descalificadores. Esperemos que con estos consejos pueda ayudarte a elegir el mejor mecanismo de potabilización para tu hogar.