Cómo aumentar la seguridad de tu hogar durante las vacaciones

aumentar la seguridad del hogar en vacaciones

Con la llegada del verano, llega la que probablemente es la época favorita de muchísimas personas aunque no por los mismos motivos. Para las familias, parejas o cualquier ser individual, los meses estivales se traducen en días libres, playa, piscina, disfrute de vacaciones, viajes alrededor del país y más allá. Por otro lado, para quienes se dedican a adueñarse de lo ajeno, básicamente significa un alto incremento de “trabajo” por la variedad de alternativas que ofrecen la gran cantidad de casas que se quedan solas y en estado de vulnerabilidad.

En este sentido, si para tus planes de verano tienes pensado pasar muchos días fuera de casa y no cuentas con alguien de confianza que te auxilie en el cuidado de la misma, convertirla en una especie de “fuerte impenetrable” puede que te evite unos cuantos dolores de cabeza. Para ello, FGM Cerrajeros, referente en el sector de cerrajería en Ibiza, nos ha suministrado una serie de recomendaciones para aumentar la seguridad del hogar durante las vacaciones que hoy decidimos compartir contigo. 

Consejos para aumentar la seguridad del hogar durante las vacaciones

aumentar la seguridad de una casa sola
La instalación de puertas acorazadas y cerraduras antibumping es una combinación altamente eficiente contra el acceso no autorizado de individuos al hogar. Imagen vía Freepik.es

Sin importar cuánto se invierta en sistemas de vigilancia, automatización de las funciones del hogar y/o servicios de cerrajería, la seguridad del hogar siempre va a representar una preocupación constante. Lo es estando presente en él y también a unos pocos kilómetros de distancia, pero indudablemente durante una ausencia prolongada es normal que los temores se vayan a tope. Y aunque somos conscientes de que la instalación ciertos mecanismos o dispositivos para aumentar la seguridad en el hogar durante las vacaciones no van a desaparecer por completo esos sentimientos, sí que estamos de acuerdo en que ayudan a tener más confianza de que la vuelta no te encontrarás con la sorpresa de haber sufrido un ingreso forzado o robo a tu vivienda.

1. Puertas y cerraduras a prueba de todo

En el ingreso principal a una vivienda, no se debe escatimar e invertir en la mejor calidad. Actualmente, dentro de todas las alternativas en el mercado una que ofrece mayor protección ante potenciales ingresos sin autorización, son las puertas acorazadas. Si bien es un gasto considerable que fácilmente puede superar los 1000 euros, se trata de un material y mecanismo novedoso que complica en gran medida cualquier intento de forcejeo.

Además, gracias a la adaptación de nuevas tecnologías, hoy en día domotizar este tipo de accesos es posible por medio de la integración de cerraduras inteligentes antibumping. Indudablemente, una combinación altamente eficiente contra el acceso forzado que cualquier cerrajero en Ibiza recomendaría con los ojos cerrados.

2. Reforzar ventanas

Bien reza el dicho popular, “cuando una puerta se cierra, ¡se abre una ventana!”. Este no debe ser el caso, por lo que el siguiente elemento a considerar antes de dejar la casa sola durante las vacaciones, son los puntos de acceso que ofrecen las ventanas o balcones. La forma más habitual de ingreso por este medio es forzando los marcos, por lo que cerrajeros recomiendan agregar elementos como herraje perimetral o chapas antipalancas.

Otra forma de reforzar estos ingresos y evitar la rotura de cristales, es por medio de la instalación de sobreventanas metálicas. Sin embargo éstas pueden parecer poco estéticas y arruinar la visibilidad. Una mejor alternativa la representan las ventanas pvc, cuya rigidez y resistencia las hace menos vulnerables a fuertes impactos.

3. Instalar y domotizar persianas de seguridad

Aunque parezcan poco eficaces, con persianas domóticas puedes incrementar notablemente la seguridad de tu hogar mientras te encuentres de vacaciones. Primeramente, porque con sus funciones inteligentes se puede establecer una programación diaria para subir y bajarlas de forma automática. Así podrás de cierta manera simular que hay inquilinos en el hogar. 

Por otro lado, con un poco más de inversión puedes hacerte con modelos que integren sistemas de bloqueo automático, que impidan la apertura desde el exterior o de forma manual. Asimismo, pueden notificar a un dispositivo cualquier acceso no autorizado gracias a los sensores de movimiento.

4. Sistema de alarma y cámara de seguridad

Ningún sistema de seguridad para el hogar estaría realmente completo sin la incorporación de cámaras de vigilancia, sensores de movimiento y un buen conjunto de alarmas inteligentes. Este combo es esencial en cualquier domicilio y su eficiencia va más allá de mantenernos tranquilos durante la época en que la casa estará “deshabitada” por la temporada vacacional. Con ellos podemos realizar cosas tan simples y a la vez tan importantes como vigilar a nuestras mascotas, y al mismo tiempo estar al tanto de algún incidente grave en el hogar como fugas, inundaciones o incendios.

Puede que aumentar la seguridad del hogar durante las vacaciones sea algo en lo que inicialmente tengamos que invertir una buena cantidad de dinero. No obstante, la tranquilidad y sensación de bienestar que estos pueden aportarnos bien vale la pena la inversión, pues muy seguramente, ésta ni llegaría a acercarse al valor de lo que podríamos perder ante un robo perpetuado a nuestra vivienda.

También podría interesarte: ¿Por qué contratar una empresa de mudanzas es una excelente idea?

Agroecólogo de profesión, analista SEO por convicción, redactor por motivación y científico de corazón. Eterno estudiante de ciencias naturales, tecnologías, marketing 2.0 y economía. "No busquemos el éxito, persigamos la excelencia y el éxito nos perseguirá a nosotros"