Los mejores consejos para domotizar puertas acorazadas

consejos para domotizar puertas acorazadas
Fuente: Roconsa

La domótica ya ha escalado todos los niveles, ahora no se trata solo de un mero lujo o artículos exclusivos para la clase económica más pudiente. Hoy en día, la planificación de un hogar inteligente debe estar en mente de todos. Y es que, a través de estos elementos de domóticos no solo se busca mejorar los niveles de confort, sino también disminuir notablemente el consumo energético y aumentar con crecer la seguridad en las viviendas del mundo. 

Por esa razón, cuando te hablen de domotizar tu hogar, prestes especial atención, tanto tu familia como tú mismo lo agradecerás con creces en el corto o mediano plazo. Está más que comprobado que con estos aparatos inteligentes interconectados, mejoran con creces la calidad de vida de todas las personas que allí habitan. 

Sin embargo, hay otros beneficios que posemos conseguir con los Smart Home, como es un incremento notable en la seguridad. A sabiendas que, esto es un elemento prioritario para cualquier familia, no podemos desaprovechar las ventajas que nos ofrece la tecnología. 

Uno de los “últimos” avances en materia de domótica, son las puertas acorazadas. Las cuales ofrecen una mayor protección ante potenciales ingresos sin autorización, así como muchas otras facilidades en cuanto apertura o cierre automático. 

En esta oportunidad, queremos presentare algunos consejos para domotizar puertas acorazadas y puedas disfrutar de un hogar totalmente protegido y seguro. 

¿Qué son y cómo funcionan las puertas acorazadas?

puertas acorazadas domóticas
Fuente: Roconsa

Las puertas acorazadas como su nombre lo indica, es un acceso fabricadas con acero, desde la hoja hasta el marco, son especialmente diseñadas para ofrecer máxima protección. Otra gran diferencia a las demás puertas es que, tanto la cerradura, cerrojos y pernios están integrados a la estructura principal, evitando que haya puntos débiles en la misma. 

Si bien es cierto, las puertas acorazadas son de alta seguridad, no todas se fabrican de la misma manera, por lo que cada modelo tendrá atributos y características diferentes. Por ejemplo, hay unas que traen blindaje en una o dos caras, otras que vienen con refuerzos, también con cerraduras y cilindros de mayor o menor calidad. Todo dependerá de la calidad y del precio de la misma. 

Por otro lado, cada fabricante le añadirá o les restará elementos a sus productos, creando así, una gran variedad de productos, haciendo que el usuario pueda elegir más libremente, la opción que más le conviene. 

Afortunadamente, hay muchas de estas puertas que vienen con gadgets o accesorios inteligentes, lo que permite una mayor seguridad y muchas ventajas a nivel operativo para el usuario. 

Consejos para domotizar puertas acorazadas

Siempre os repetimos, hoy en día es muy sencillo domotizar nuestro hogar. Pero ojo, no hablamos de lo básico que es la instalación de electrodomésticos inteligentes e integrarlos a una central domótica, ya que eso evidentemente en pan comido, sino de motorizar elementos tan importantes como lo son las puertas y las ventanas de la vivienda. 

La idea de esto como siempre, es crear un entorno mucho más eficiente, que ofrezca mejores condiciones de seguridad y accesibilidad para todas las personas que allí habiten. Es así que, son cada día más personas las que se suman a la instalación de sistemas domóticos en puertas y ventanas, con mecanismos mucho más eficientes, controles más sencillos y procesadores con mayor inteligencia artificial. 

Para lograr la domotización tanto de puertas como ventanas, se requieren ciertos elementos como son; sensores, controles, microprocesadores y por supuesto, motores, todos ellos conectados generalmente a Internet o a un asistente inteligente.

En ese sentido, lo inicial sería la instalación de los sensores, que serán los responsables de obtener datos de todos los elementos externos, en el caso de las puertas, generalmente son de movimiento, presencia y luminosidad. Esa información, posteriormente irá a los microprocesadores y luego a los motores, que al finalizar son los que ejecutaran las acciones. 

De acuerdo a diversos especialistas fabricantes de puertas de seguridad, las puertas acorazadas se pueden domotizar como cualquier otra. Por ejemplo, se pueden programar para que tengan apertura automática desde el interior mediante un pulsador o desde el exterior, usando una tarjeta, un código o con un sensor biométrico. 

También, se pueden monitorear las veces que una persona entra o sale ingresando su llave personalizada. Se pueden programar eventos, como por ejemplo apertura y cierre automático e inclusive, la anulación de ingresos según las necesidades del usuario. 

Ahora bien, conozcamos algunos de los dispositivos que podemos instalarle a nuestra puerta acorazada para domotizarla.

1. Cerraduras

cerradura de puerta acorazada
Fuente: Roconsa

Probablemente, uno de los elementos más importantes a considerar al momento de querer domotizar una puerta es el tipo de cerradura. En este sentido, hoy en día existen diferentes tipos de cerraduras que podemos implementar para lograr nuestro cometido. 

Conozcamos algunas de las principales cerraduras que podemos combinar con una puerta acorazada: 

  1. Cerrojo eléctrico: esta es la opción más sencilla y la menos seguras. Se trata de un sistema eléctrico que permite el control de acceso a la puerta, como su nombre lo indica se activa de manera electrónica con una «llave» especializada que inicie el circuito.
  2. Cerradura de electro pistón: es una alternativa mucho más segura que la anterior, debido que poseen un cierre de bulón o cerrojo de seguridad. Además, desde el exterior posee un escudo de seguridad
  3. Motorizada: es quizás la opción más segura de todas, posee un cierro que acciona todos los cerrojos automáticamente. Se compone de un cilindro, un escudo y protección y una placa de manganeso. Tiene también un doble sistema anti-efracción. Esta opción, se puede abrir con teclado, bluetooth y transponder. 

2. Escudos con alarmas

Siguiendo con los elementos domóticos que podemos incorporar en nuestra puerta domótica, son los escudos con alarmas. Se trata de un sistema de seguridad de última generación que se instala en parte de la cerradura, ofreciendo una excelente resistencia a los ataques desde el exterior, impidiendo que el delincuente puede ingresar de manera rápida. 

Además, el escudo está acompañado de un sistema de alarma, que permitirá avisar a los dueños del inmueble que la puerta está intentando ser forzada, ofreciendo así una protección adicional. 

3. Escudos magnéticos

El último elemento domótico que podemos instalar en nuestras puertas acorazadas son los escudos magnéticos, se trata de un sistema de seguridad adicional que nos permitirá proteger la abertura de la cerradura. La idea fundamental de esta, es agregarle un blindaje adicional que se abre exclusivamente con una llave magnética especialmente diseñada y de esta manera, evitar que se pueda intentar forzar la bocallave o el cilindro de la puerta. 

Esperemos que, con estos consejos para domotizar puertas acorazadas puedas proteger mucho más tu hogar y puedas salir ahora en fiestas, sin ningún temor de ser robado. Sin embargo, es importante siempre contar con el asesoramiento de un especialista. 

También te puede interesar: 5 tipos de lámparas para interiores que debes incluir en la decoración de tu hogar

Agroecólogo de profesión, analista SEO por convicción, redactor por motivación y científico de corazón. Eterno estudiante de ciencias naturales, tecnologías, marketing 2.0 y economía. "No busquemos el éxito, persigamos la excelencia y el éxito nos perseguirá a nosotros"