La era de la domótica, está en todo

Tiempo libre
Tiempo libre

Estamos viviendo una era que aunque aún no es accesible para todos. Estamos en el punto en el que estando en tu trabajo puedes estar haciendo las tareas del hogar. Es por eso que podemos afirmar que la era de la domótica está en todo. 

Hoy en día tenemos la opción de comprar los  artefactos de siempre con la plusvalía del atributo tecnológico.  Las alternativas que ofrece el mercado crecen de manera vertiginosa. Los investigadores crean sistemas domóticos muy sofisticados pero amigables que obedecen a las solicitudes del consumidor. A través de un mando remoto o de voz sincronizado con la nube. Controlan al que se convierte en su asistente personal de la cocina, habitación, baño y centro de entretenimiento. La visión es proyectar un hogar con cerebro que reconoce a sus habitantes. 

Estos equipos están configurados para enseñar, pero también para aprender. Y por eso al recibir la información personalizada se almacena en su historial. Lo interesante es que se crea una base de datos enriquecida con sugerencias advertencias y recomendaciones. Si quiere volver a preparar su postre favorito, es conveniente que escuche a su asistente domótico, de seguro le tiene alguna información interesante. 

También podrías leer: Los juegos de lavadoras y secadoras adaptadas a tus necesidades

La domótica nos está arropando. Va a pasos de vencedores pero cada vez es más costosa 

Compañías con trayectoria a nivel mundial se encargan de fabricar dispositivos de cámaras y sensores  integrados. Con diversas aplicaciones domóticas para el hogar que garantizan facilitar más tiempo libre y calidad de vida. 

Una marca de electrodoméstico puede destacarse por tener componentes extras. Que permitan  pensar en lavadoras que arrancan el ciclo a través de un móvil. Un sistema de riego para sus plantas que analiza el clima y las características del jardín está  programado para las 3:00p.m.  Una bebida refrescante, dentro de un moderno vaso  que más allá de ser un simple contenedor de líquidos. Es capaz de  escanear  y  medir a través de sus dedos el  Índice de masa corporal y ritmo cardíaco. Reporta el estado del tiempo, y por si fuera poco le recuerda que ya es hora de salir. 

Si usted tiene la sensación actual de que el tiempo vuela entonces imaginar  lo que nos depara el futuro suena prometedor. Era de esperarse que los largos manuales de instrucciones estén desapareciendo. Ya no es extraño sorprenderse conversando con el espejo o recibiendo instrucciones de su estufa y  microondas.  

Los muebles dejaron de ser elementos pasivos para integrarse a la tecnología existente. El clásico sillón Danés conservara su forma, aunque esté lleno de conectores por dentro. Tendrá en sus apoya brazos un programa multimedia con íconos para escoger si se va a sentar. Reclinar o necesita recibir un masaje  según su peso y estatura.  

La tarea es dejar que toda esta vanguardia penetre nuestro hábitat, lo ideal es empezar desde cero. E integrar todos los sistemas de la domótica desde que se comienza a construir la vivienda. En todo caso lo más común es reemplazar el mobiliario, adaptarse al entretenimiento y  nuevo tiempo libre. 

También podrías leer:

Calm: la aplicación que usa la meditación y el mindfulness

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.