Cómo mejorar la seguridad en el hogar con domótica

mejorar la seguridad en el hogar usan

La seguridad en el hogar siempre ha sido una de las principales preocupaciones de todos los ciudadanos del planeta. Por ello, a través del tiempo hemos desarrollado una gran cantidad de mecanismos de protección, que nos permiten disminuir los niveles de riesgos de ser víctimas de un hurto y en el peor de los casos, de un asalto. 

Las cerraduras y las puertas blindadas por mucho tiempo, fueron el principal bastión en muchos hogares del planeta. Sin embargo, una vez vulneradas el festín estaba prácticamente servido para los amigos de lo ajeno. Con el desarrollo tecnológico, se empezaron a implementar otros elementos que permiten añadir otras capas de seguridad, por ejemplo, las cámaras de seguridad y las alarmas, que representan un sistema de defensa post ingreso al recinto. 

Gracias a los sistemas domóticos, la seguridad en el hogar ha dado un salto impresionante. Con modernos sensores de movimiento, gas y humos para detectar a tiempo cualquier intrusión o accidente, con tecnologías de control de accesos en puertas y ventanas para mecanismos de cierre o apertura remota; con cámaras de vigilancia controladas a través del teléfono móvil; cerraduras inteligentes y otro conjunto de herramientas más, nos permiten tener un mejor control de nuestra vivienda, inclusive si nos encontramos fuera de estas.

Adicionalmente, podemos complementar la domótica con puertas y ventanas más robustas, mejores prácticas de seguridad personal, así como contratar algún seguro de hogar, hace que podamos sentir mayor seguridad y por consiguiente, una mejor calidad de vida. 

Por todo ello, hemos querido presentar este artículo, para enseñarte algunos consejos para mejorar la seguridad en el hogar con domótica sin necesidad de tirar la casa por la ventana. 

Consejos para mejorar la seguridad en el hogar con domótica

Evitar el ingreso de intrusos usando la domótica
Con la domótica podemos no solo prevenir el acceso de intrusos, sino también, disminuir el riesgo de accidentes domésticos

En años anteriores, la domótica y los hogares Smart no era algo que estuviera al alcance de todos. De hecho, por mucho tiempo estuvo solo disponible para los grupos económicos más pudientes, haciendo que todas las funciones o actividades de esa tecnología, para la mayoría parecieran más una historia de ciencia ficción que una realidad.  

Desafortunadamente, como se traban de tecnologías recién sacadas del horno y su producción todavía no era masiva, solo los más privilegiados tenían acceso ellas. Con el paso de los años, estos sistemas se empezaron a «estandarizas», a ser fabricados también por marcas mucho más comerciales, con interfaces más accesibles y fáciles de usar. Con la llegada de nuevas tecnologías se abarataron también notablemente los costos a tal punto, que hoy en día cualquiera es capaz de montar un sistema domótico en su vivienda. 

La domótica siempre se ha visto como la solución para mejorar la calidad de vida de las personas, para ofrecer accesibilidad, aumentar el confort y por supuesto mejorar la eficiencia energética dentro de la vivienda. Obviamente para alcanzar los máximos estándares de calidad y bienestar de vida, la seguridad es fundamental. Por ello, las grandes compañías han prestado especial esfuerzo en fabricar sistemas de automatización para ofrecerle a los propietarios una gran cantidad de herramientas que les permitan proteger su hogar, incluso estando lejos. 

No obstante para poder aprovechar las grandes ventajas de la tecnología, es importante tomar ciertas consideraciones, ya que evidentemente, los gadgets o dispositivos por si mismo, no nos asegurarán la defensa de la vivienda. Principalmente es necesario conocer cuáles son los principales riesgos y amenazas, además cuál de nuestros hábitos cotidianos puede repercutir en la seguridad. Por otro lado, es necesario estudiar detalladamente el estado estructural del inmueble para detectar vulnerabilidades y fortalezas en cuanto a seguridad. 

Teniendo todo esos elementos bien detallados, si podemos empezar a mejorar la seguridad en el hogar con domótica. A continuación, algunos consejos para aprovechar las grandes ventajas de la tecnología.

1. Evitar la intrusión no deseada 

El primer elemento clave para mejorar la seguridad en las vivienda usando domótica, son los sistemas que permitan evitar o disminuir los riesgos de instrucción. Entre ellos, queremos destacar las alarmas que por lo general se conectan con una Central Receptora de Alarma para avisar a las autoridades, así como notificar al propietario a través de su teléfono móvil. 

Todo eso, acompañado con cámaras de videovigilancia integrados al sistema domótico, usando sensores de movimiento inteligente, que al detectar la activación de las alarmas, estas empiezan a monitorear al intruso, grabar todo lo que ocurre en la nube y proyectar todo lo que está sucediendo a través de los dispositivos móviles. 

Por otro lado, estos sistemas de cámaras de vigilancia también funcionan como un «videoporteros«, los cuales nos permiten ver quién llama a la puerta y responder, incluso estando lejos, gracias a la conectividad con nuestro teléfono móviles. Esto puede funcionar tanto en viviendas unifamiliares como en una comunidad de propietarios. 

Otro de los dispositivos para evitar el ingresos de intrusos a nuestra propiedad son los sistemas de apertura y cerramiento de accesos de manera automatizada. Gracias al acceso al GPS del móvil, este puede abrir automáticamente las cerraduras cuando estemos cerca de casa. Por el contrario, si detectan a una persona no esperada, se bloquean automáticamente para evitar su ingreso. 

2. Sensores anti-accidentes domésticos

consejos para mejorar la seguridad en el hogar con domótica
La domótica mejora está llamada a mejorar la calidad de las personas y una excelente forma, es a través del bienestar que produce la seguridad.

La domótica no solo sirve para proteger la vivienda de intrusos o amaneas externas, sino también prevenir accidentes internos, que puedan poner en peligro nuestra vida, la de quienes conviven con nosotros y cada uno de los bienes presentes en la propiedad. 

Para ello, hay una gran cantidad de sensores que permiten detectar a tiempo una serie de situaciones riesgosas, por ejemplo; detectores de inundación, los cuales una vez se activan, cortan el fluido eléctrico y de agua en el hogar evitando males mayores.

En el caso de los sensores de gases, nos permiten detectar una fuga de gas en el interior de la vivienda, emitiendo una alarma de atención y cerrando el circuito de gas de la vivienda. Lo mismo ocurre con el de incendios y de humos, que al detectar alguna situación no deseada, realizan una serie de acciones con el fin de proteger el interior de la vivienda y la vida de quienes en ella se encuentran.  

Como hemos visto, mejorar la seguridad en el hogar con domótica es muy fácil, son muchas las aplicaciones que podemos implementar para añadirle capas de protección a la vivienda. Recordemos que, los sistemas domóticos son solo herramientas tecnológicas, por lo que además de usarlas correctamente, debemos establecer mecanismos personales de seguridad para mejorar su efectividad. 

 

Agroecólogo de profesión, analista SEO por convicción, redactor por motivación y científico de corazón. Eterno estudiante de ciencias naturales, tecnologías, marketing 2.0 y economía. "No busquemos el éxito, persigamos la excelencia y el éxito nos perseguirá a nosotros"