Red Carpet Home Cinema: una plataforma para cinéfilos ultrarricos

Red Carpet
Está pensada para cinéfilos ultrarricos y fue idea de Fred Rosen (imagen: iProfesional)

Algunos los llamas el “Netflix 1%”

Red Carpet Home Cinema es su nombre oficial y significa alfombra roja en casa. Algunos lo llaman el “Netflix 1%” porque solo es permitido al 1% de la población global. Según su sitio web “es un servicio de lujo que proporciona acceso a  nuevas películas cuando se lanzan”. Está pensada para cinéfilos ultrarricos y fue idea de Fred Rosen, un empresario, abogado y filántropo estadunidense que presidio Ticketmaster.

(Lee también: Una estructura que puede bloquear hasta un 94 % del sonido)

Esta nueva plataforma fue lanzada primero en Nueva York, Los Ángeles y San Francisco. Actualmente está disponible en casi todas las grandes ciudades de Estados Unidos. No solo está pensada para salas de cines domesticas sofisticadas. En su sitio web se lee que es compatible con la mayoría de los televisores de alta definición que salieron al mercado en los últimos tres años.  Claro siempre que tengas una alta velocidad de conexión a internet.

Para sacar adelante este proyecto Rosen se asoció con su amigo Dan Fellman, especialista en distribución en Hollywood. Para vivir esta experiencia elitista se pide entre US$1.500 y US$3.000 para disfrutar de un estreno cinematográfico en  casa.

Red Carpet
No solo está pensada para salas de cines domesticas sofisticadas. (imagen: VandaVideojuegos)

Red Carpet Cinema. Solo para millonarios

En un artículo reciente Rosen dijo que “cada producto que se me ocurre tiene una versión de lujo… ¿Por qué no las películas?” No obstante, con este servicio de lujo los multimillonarios estadunidenses y de otras partes del mundo, pueden alquilar películas exclusivas de la sala de cines.

Por otro lado, Rosen consiguió contratos con: Warner Bros., Paramount, Lionsgate, Annapurna y 20th Century Fox, ahora de Disney. Además, incluye una serie de licencia para asegurarse de evitar la piratería. El resultado de todo eso es un catálogo anual de 40 filmes.

Para que un servicio pueda ser lujoso también tiene que ser exclusivo. En este sentido,solo pueden ser admitidos quienes dispongan de  un límite de US$50.000 en sus tarjetas de créditos. También deben estar dispuestos a abonar US$15.000 por el dispositivo que debe conectarse para su instalación.

(Lee también: NIO: el rival de Tesla en la carrera de vehículos eléctricos)

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.