Lo que debes saber para elegir un buen mueble de oficina

elegir un buen mueble de oficina
Muchas veces, quizás es mejor alternativa hacer una buena inversión que nos asegure mobiliario de calidad por una buena temporada. Imagen vía Freepik.es

Elegir correctamente los muebles de oficina puede suponer un aumento significativo en la productividad del día a día. En repetidas ocasiones, hemos mencionado que la decoración juega un papel fundamental en el confort que podemos llegar a sentir en un espacio determinado. En tal sentido, la elección del mobiliario de oficina debe responder a la necesidad de conformar un espacio de trabajo totalmente agradable, cómodo e inspirador.

Sin embargo, no siempre es fácil elegir un buen mueble de oficina, de hecho, muchas veces es necesario estudiar una gran cantidad de factores para poder tomar la decisión final. Recordemos que las oficinas, generalmente, suelen ser espacios donde hay mucha tensión o estrés, por lo que un lugar sobrecargado puede generar caos o malestares internos.

Hoy en día, es muy común encontrar lugares de trabajo perfectamente diseñados, donde la organización  de todo el espacio está pensada para otorgar el mayor grado de confort y tranquilidad, tanto para empleados como para la clientela o invitados que pudieran visitarlos.

Si estás pensando en remodelar tu lugar de trabajo e incluso, si deseas llevar tu trabajo a la casa, hemos preparado este artículo, para mostrarte algunos consejos para elegir un buen mueble de oficina.

¿Por qué es tan importante elegir correctamente el mobiliario de oficina?

La armonía en un espacio favorece en la productividad. Para ello, todos los componentes deben ser perfectamente seleccionados y además, han de ser capaces de integrarse correctamente. Empezando por la iluminación, la ventilación, el aprovechamiento del espacio, concluyendo con la decoración y el mobiliario. Todo esto en conjunto, puede tener un efecto tanto negativo como positivo para los usuarios.

Es así que, al elegir un buen mueble de oficina debemos tener claro que además de ser totalmente funcional, debe tener un estilo que pueda adaptarse, tanto a la decoración como al espacio. Eso sí, también debe ser flexible para cualquier modificación que se pueda realizar en el entorno. Por último y no menos importante, debe brindar comodidad y ergonomía a todos sus usuarios. Posteriormente, vendrá el diseño y cualquier otro detalle adicional.

Consejos para elegir un buen mueble de oficina

elegir mobliiario de oficina
Para elegir los muebles de oficina, es necesario saber exactamente para qué se usarán, ya que la funcionalidad y la ergonomía son los elementos más importantes en este tipo de decoración. Imagen vía Freepik.es

Antes de que visites alguna tienda de muebles de oficina en Madrid o en la región que te encuentres, te recomendamos antes, echar una miradita en las distintas revistas y magazines online. Así podrás tener una idea conceptual de lo que te vas a encontrar y con ello, vayas mejor preparado para la elección.

Es importante recordar que, pasamos gran parte de nuestras vidas en la oficina (ahora en casa, con las restricciones por el tema pandemia). Generalmente estamos de 6 a 8 horas diarias sentados trabajando, por lo que una incorrecta selección será «fatal» para nuestra espalda y comodidad. Por lo que, las recomendaciones que te vamos a dar serán pensadas en el bienestar, el presupuesto y claro está, en la armonía estética que puedan brindar. 

1. Busca el plano de la oficina o la habitación donde vayas a colocar los muebles

Antes de hablar de confort, ergonomía y presupuesto, es necesario saber a ciencia cierta cuánto espacio tenemos realmente disponible. Para ello, lo mejor es acudir a los planos originales del inmueble para conocer de manera precisa el espacio que podemos usar para colocar el mobiliario. 

En caso que no tengamos a la mano el plano, será necesario hacerlo nosotros mismos, con las medidas exactas, incluyendo los espacios de tránsito o puntos fijos (ventanas y puertas). Teniendo pleno conocimiento, podremos entonces hacernos idea de cuales son las dimensiones de los muebles adecuados para la estancia. 

2. A por el diseño

Sabemos que el diseño no es lo más importante, sin embargo, debemos elegir solo aquellos que se adaptan al estilo de la habitación o de la oficina como tal. Bien sea, vintage, minimalista, funcional, colorido, elegante, clásico o una fusión de varios. Lo importante aquí es hacer un pequeño listado con aquellos modelos que podamos acoplar a nuestros gustos o necesidades.

3. La ergonomía y la funcionalidad

Los muebles deben tener crear una imagen visual agradable, pero también deben ser ergonómicos, cómodos y totalmente útiles. De nada sirve, elegir unas obras de arte en mueblería, si al final nos harán llegar a casa o terminar el día con un terrible dolor cervical. Peor aún, puede que sean bellos y cómodos, pero que nos dificulten enormemente el trabajo que necesitamos realizar.

Por esa razón, el mueble de oficina debe ser ergonómico, adaptado a la necesidad y a las condiciones de cada usuario, útiles y totalmente funcionales para la tarea que debemos hacer diariamente. 

4. Muebles, sillas y gabinetes perfectamente seleccionados

El tamaño de los muebles si bien es cierto, dependerá del espacio y de la necesidad del usuario, también debemos considerar que de por sí, deben ser suficientemente altos, anchos y profundos para que cualquier persona pueda hacer uso de estos. 

Lo más recomendable es que sean de 70 cm de alto, 120 cm de ancho y 70 cm de profundidad. Por otro lado, muy aparte de la estética de espacio, elegir acabados mate ayudará en la concentración y evitará que existan reflejos de la luz en los ojos.

En cuanto a las sillas, ya hablamos de economía y de comodidad, ahora es necesario resaltar la flexibilidad y adaptabilidad de estas. Además, el respaldo debe ser acolchado y preferiblemente, debe tener una base de ruedas para comodidad de los usuarios. 

Por último, están los gabinetes que cumplen la función de ordenar todo tipo de documentos, de manera organizada y protegida. Para ello, debemos asegurarnos que estos tengan puertas, así como cajones para la protección de los documentos y diferentes archivos importantes. 

El último punto, resulta totalmente evidente, el presupuesto. Obviamente, en base a este es que podemos realizar la compra, por lo que debemos ser muy cuidadosos al elegir cada uno de los integrantes de nuestra oficina. Muchas veces, quizás es mejor alternativa hacer una buena inversión que nos asegure mobiliario de calidad por una buena temporada, a elegir algo más económico que debamos sustituir o reacondicionar cada pocos meses. Esperemos que, con estos consejos puedas elegir un buen mueble de oficina sin ningún contratiempo y hagas de tu espacio de trabajo, un lugar cómodo y satisfactorio.

También podría interesarte: 5 ventajas de los armarios empotrados

Agroecólogo de profesión, analista SEO por convicción, redactor por motivación y científico de corazón. Eterno estudiante de ciencias naturales, tecnologías, marketing 2.0 y economía. "No busquemos el éxito, persigamos la excelencia y el éxito nos perseguirá a nosotros"