Lenovo trabaja en su nueva Pantalla flexible

Lenovo trabaja en su nueva Pantalla flexible
Lenovo trabaja en su nueva Pantalla flexible

Hasta hace poco parecía que el principal uso que tendrían las pantallas flexibles serían en teléfonos plegables como el -accidentado- Galaxy Fold de Samsung o el Mate X de Huawei. Sin embargo, Lenovo se ha querido sumar a esta tendencia con un dispositivo algo distinto: un portátil.

El terminal Lenovo por el momento no tiene nombre -aunque estará incluido en la familia ThinkPad X1, aún sin precio ni fecha de salida, más allá de que se darán más detalles sobre su disponibilidad en 2020. En lo referente a sus especificaciones, por el momento solo se ha revelado que tendrá una pantalla de 13,3 pulgadas OLED 2K desarrollada junto a LG y que el procesador correrá a cargo de Intel.

Flexibilidad y Comodidad

Primer ordenador portátil con pantalla flexible Lenovo

Gracias a la flexibilidad que posee la pantalla se puede torcer con diferentes curvaturas para optimizar su visibilidad, pero también para mejorar su transporte. Según los encargados de Lenovo aún queda tiempo hasta que este tipo de equipos se hagan realidad, pero aseguran que están trabajando en cosas parecidas.

Es un movimiento peculiar porque hasta ahora todos los portátiles se caracterizaban, entre otras cosas, por ser fijos. El de Lenovo tiene la diferencia de que pantalla también se doblará y podrá funcionar como teclado. No es la primera vez que la compañía hace algo así, ya que algunos de sus Yoga poseen una pantalla de tinta electrónica táctil que ejerce esa función. (clic para conocer otros productos de Lenovo)

Resistencia de la bisagra

Una de las preguntas mas frecuentes que dejan todos los móviles con este sistema, como el Galaxy Fold o el Huawei Mate X (o el menos refinado Royole Flexpai) es la resistencia de la bisagra, ya que es algo que está destinado a abrirse y cerrarse varias decenas de veces a lo largo del día, por lo que debe ser bastante resistente.

Al parecer la compañía ha trabajo mucho en esto, por lo cual esperamos que una bisagra de este tipo sea mucho más resistente que otra que hemos visto anteriormente. Pero la pregunta ya no es cuánto resiste la propia bisagra, sino cuánto tardará la pantalla en empezar a mostrar síntomas de uso en la parte que se dobla. Ese es otro de los retos que los fabricantes deben resolver. ( Lea más sobre este terminal aquí)

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.